Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Aceptar


Notas de prensa

Volver
BIOCULTURA SEVILLA PULVERIZA LAS EXPECTATIVAS

BIOCULTURA SEVILLA PULVERIZA LAS EXPECTATIVAS28-02-2016

Casi 13.000 personas asistieron este fin de semana a la Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable en FIBES

BioCultura Sevilla ha protagonizado este fin de semana, en FIBES, un éxito total y rotundo. La Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable ha pulverizado sus propias expectativas y ha saldado su primera edición en Sevilla/Andalucía con casi 13.000 visitantes. Pasillos abarrotados, salas llenas a rebosar y un ambiente formidable han sido la tónica general de tres días muy intensos en que consumidores y productores ecológicos se han citado en un clima lúdico en el que el rigor y la profesionalidad se han dado la mano con el activismo y el compromiso medioambiental.

VENTAS Y CONTACTOS
Los asistentes a la feria han llegado a BioCultura, según sus organizadores, no solo desde Sevilla y su zona de influencia… sino de toda Andalucía, Extremadura y otras comunidades autónomas colindantes. Los más de 200 expositores, venidos de toda Andalucía y de todo el estado español, han mostrado su satisfacción por la más que notable asistencia de público, por la buena presencia de profesionales del sector y por el buen ambiente del salón. Los expositores, según Ángeles Parra, directora de la feria, “están encantados con el público andaluz. Está claro que en Andalucía hay un público que desea que parte del potencial productor de alimentos ecológicos no se vaya exclusivamente a la exportación, sino que se quede ‘en casa’, cerrando así el círculo ecológico”. Parra ha añadido que “la Asoc. Vida Sana, organizadora de la feria, y BioCultura… están aquí para que la balanza de la producción y del consumo ‘bio’ esté más compensada. Uno de los datos más importantes de esta primera edición de BioCultura Sevilla/Andalucía es el importante volumen de negocios que han tenido los estands y el muy relevante número de contactos profesionales que se han llevado a cabo. Este es, sin duda, el pistoletazo de salida de la expansión del consumo orgánico en Andalucía”.

INDEPENDENCIA Y RIGOR
La independencia y el rigor de los organizadores avalan a esta feria, lo que ha permitido un éxito también muy llamativo en la práctica totalidad de las actividades paralelas llevadas a cabo en las diferentes salas de FIBES. Actividades como las del showcooking ecogastronómico, las del Festival Ecológico de la Infancia MamaTerra, del Planeta Moda Sostenible, de salud natural o los talleres para diferenciar la cosmética ecológica de la que no lo es… y los emocionantes conciertos programados han hecho las delicias de un público, que abarrotaba las salas, ávido de, en palabras de Parra, “una información independiente para esas otras formas de vivir, de alimentarse, de consumir, de producir, de sanar, de educar, de construir… que existen, que son viables, que no son el futuro, sino el presente. La (r)evolución ecológica ya está en marcha”.

LOS DATOS
Andalucía produce el 50% de los productos “bio” de España, que está a la cabeza de Europa en la producción ecológica. Según los últimos datos de la Junta de Andalucía ya se han superado el millón de hectáreas de cultivo ecológico certificado en la comunidad. Sin embargo, el consumo interno continúa siendo el gran reto a batir. El 75% de la producción ecológica española es destinada a la exportación. Las ferias de BioCultura que se celebran en Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y ahora Sevilla llegan con el propósito firme de incrementar el consumo entre la población local y de promocionar unos hábitos de consumo ecológicos, saludables y sostenibles, fomentando una eco-nomía del bien común para garantizar, según Parra, “un futuro halagüeño para nuestros hijos y nuestros nietos, ya que los retos medioambientales y de sanidad pública a los que se va a enfrentar la Humanidad en los próximos lustros son desafíos de una extrema gravedad”.